Cuál es el primer paso que deben dar las empresas para digitalizarse

Uno de los retos con los que nos encontramos habitualmente en Barna Consulting Group es que las empresas desconocen cómo adentrarse en la transformación digital. Saben que es el gran reto de nuestros días pero les cuesta entender qué implica, y sobre todo, por donde empezar. Así que iniciaré una serie de posts para explicar nuestro enfoque, las fases de la transformación y grandes claves, como la importancia de entender al cliente.

Precisamente en nuestra área de especialización en BCG, la consultoría comercial, uno de los argumentos que más ayudan a entender el reto digital es el paradigma del nuevo cliente.

El cliente ya no distingue entre digital o físico. Él quiere relacionarse con la empresa y no piensa a través de qué canal. Asume que todos deberían ser válidos para hacerlo. Si quiere contratar un nuevo servicio, si tiene una oficina cerca, decidirá acercarse, o quizá prefiera hacerlo a través de la web, o desde el móvil. Es lo que demanda el cliente y lo que la empresa debe entender para ofrecerle una experiencia que cumpla sus expectativas.

El 85% de las empresas en todo el mundo están en proceso de cambio. Casi todas están preocupadas por el impacto de lo digital en sus modelos de negocio y en su día a día. Sin embargo, el 60% de los proyectos de transformación fracasan. ¿Por qué?

Porque no saben con exactitud qué es la transformación digital ni el alcance e implicaciones para la empresa. Tienen claro que se encuentran en un entorno VUCA (volátil, incierto, complejo, ambiguo) pero como no pueden controlar el futuro, les genera incertidumbre.

En definitiva, la situación que nos solemos encontrar es que el comité de dirección sabe que hay que ser más digital pero no está alineado, por desconocimiento del tema, y por lo tanto les falta la visión estratégica.

El primer paso, entonces, es que la dirección acuerde una estrategia.

¿Qué necesitamos?

  • Conocer el entorno y las tendencias del mercado y de nuestro sector.
  • Saber qué está haciendo la competencia.
  • Saber quiénes son nuestros clientes y cómo se comportan.

El siguiente paso es tener clara cuál es la mejor estrategia. Debemos diseñar el road to market, en el que demos respuestas a las siguientes preguntas:

  • ¿Qué oportunidades tengo?
  • ¿Dónde queremos llegar?
  • ¿Qué recursos necesitaremos?
  • ¿Lo haremos por fases?

Este road to market debe definir “qué queremos conseguir” a uno, tres, cinco años… Yo recomiendo poner objetivos claros y alcanzables, a corto, medio y largo plazo. Si las personas no ven resultados se decepcionan, y muchas veces abandonan el proyecto.

Este documento de referencia es muy estratégico. Ha de servir para que la dirección marque las pautas, mientras el “cómo lo haremos” se define en el plan de transformación digital, más operativo, y que lo trataremos en el próximo artículo.

De esta primera fase, lo importante es que el comité entienda la transformación digital y pueda tomar con acierto las decisiones estratégicas que el mercado nos demanda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *