¿Por qué el Social Selling no debería ser solo LinkedIn?

El Social Selling es un término que acuñó LinkedIn para referirse a la técnica de venta basada en el uso de redes sociales para encontrar clientes potenciales y construir relaciones de confianza.

Sin embargo, el Social Selling no debe limitarse a Linkedin, ni siquiera a las redes sociales, porque es extensible a los medios sociales en general, es decir blogs, foros, aplicaciones de mensajería, etc. De hecho, ahora la tendencia es hablar directamente de Digital Selling para abarcar todas las herramientas y plataformas digitales a nuestro alcance.

Pero muchas personas están basando su estrategia únicamente en Linkedin, y esto es un error. ¿Por qué? Recordemos el caso de Snapchat. Esta red social funcionaba de maravilla, con un uso masivo, sobre todo entre el público joven en EEUU, pero también en España. Y tanto las empresas como los medios de comunicación dedicaron mucho esfuerzo a acercarse a una nueva generación de usuarios a través del que parecía era el mejor medio.

Pero de un día para otro, Instagram añadió la opción de publicar Stories (similar a lo que ofrecía Snapchat) y se convirtió en líder. En este gráfico se puede ver cómo la irrupción de Instagram Stories fue espectacular:

instagram stories vs snapchat
https://www.socialreport.com/insights/article/115005343286-Instagram-Stories-Vs-Snapchat-Stories-2017-Statistics

 

Otro ejemplo es MySpace, fue la primera gran red social hasta que apareció Facebook.

Por lo tanto, tengamos en cuenta que Linkedin tiene mucha afluencia de perfiles profesionales porque no tiene una gran competencia. En el entorno digital, tan cambiante, nadie te puede asegurar que dentro de dos años Linkedin siga siendo el rey de las redes sociales profesionales.

Lo importante es quedarse con el concepto: tenemos un problema a nivel de ventas y es que las técnicas tradicionales ya no funcionan como antes. La gente no responde a las llamadas porque se reciben demasiadas. Con los emails ocurre lo mismo, es imposible verlos todos o incluso se van directamente a la carpeta de spam. Y luego quedan las visitas a puerta fría. ¿Quién abre la puerta a día de hoy? Nadie.

Como los métodos de entrada a las empresas que se han utilizado siempre están perdiendo eficacia a marchas forzadas, tenemos que cambiar la manera de vender, del mismo modo que hemos cambiado nuestros hábitos y la manera de comunicarnos.

Si los nuevos medios nos permiten tener acceso de manera fácil a nuestras redes de contacto en tiempo real y ampliar nuestra red de networking, ¿por qué no aprovecharlo a nivel de ventas?

El Social Selling es una estrategia (no una acción determinada en una red social concreta) que está compuesta por diferentes fases que puedes organizar en base a tus recursos y tiempo disponible.

Puedes ponerla en práctica a través de LinkedIn, pero también de Twitter, Instagram o tu blog, creando, por ejemplo, una lista de suscriptores que te seguirán, independientemente de la red social, porque habrás creado una comunidad.

Con esta visión global del concepto Social Selling tendrás una estrategia más completa, sostenible en el tiempo y con mejores resultados. Si decides dar el paso, verás que el alcance que tenías antes se multiplica de forma exponencial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *