Lo que nunca debes hacer en redes sociales si quieres vender con éxito

Las técnicas de venta en entornos digitales ofrecen nuevas oportunidades comerciales que debemos aprovechar, pero aunque la lista de beneficios es inmensa, no conseguiremos lo que esperamos si no entendemos las dinámicas de los medios sociales.

Estos son los principales errores que debemos evitar para que nuestra estrategia comercial sea acertada y podamos vender con éxito:

No separar la vida personal de la profesional

No somos autómatas, sino personas, con nuestras opiniones y aficiones, pero debemos saber distinguir cuándo, dónde y cómo nos mostramos de una determinada manera. Por ejemplo, publicaciones personales en redes sociales profesionales como LinkedIn pueden tener un impacto negativo.

No segmentar las publicaciones

En línea con el punto anterior, cada red social debe tener su propósito en función del perfil de seguidores que tengas y del público objetivo que quieras alcanzar. Los usuarios de Twitter tienen unas dinámicas de consumo más rápida, mientras en Linkedin se puede proponer un debate más amplio. El número de publicaciones, el tono o el tipo de contenido que se publique debe adaptarse a una u otra red.

Ser un pesado

A todos nos ha pasado en nuestras redes. Hay personas que se exceden en sus publicaciones o comentarios. El volumen no es sinónimo de calidad, es más, puede producir el efecto contrario, que nuestra actividad ya no sea tenida en cuenta y nos dejen de seguir. Hay que ser selectivo y cuidar a nuestra comunidad.

Utilizar las redes sociales como tu altavoz

Si te dedicas a hablar de lo bonitos que son tu empresa, tus servicios y tus promociones, perderás el interés de tus clientes potenciales. En las redes sociales hay que conversar, mencionar y compartir conocimiento de otros. Si solo nos promocionamos a nosotros mismos, perderemos interés y algo fundamental en la venta, credibilidad.

No practicar la escucha activa

Hay una máxima en la comunicación entre personas que es “hablar menos y escuchar más”. Los medios sociales nos ofrecen una oportunidad magnífica para ser utilizados como herramienta de investigación de mercados y ver qué están publicando tanto nuestros clientes actuales o potenciales como la competencia. Así identificaremos necesidades, oportunidades y tendencias sectoriales.

Abusar de los canales de mensajería

Sí, estamos hablando de social selling, de estrategias y técnicas que se apoyan en los medios sociales para vender, pero eso no significa utilizar la mensajería de las redes para enviar centenares de mensajes promocionando un producto o servicio. Esta acción no es diferente del buzoneo o del spam, y en este ámbito provoca rechazo.

Utilizar mal los emails de contacto

Linkedin nos permite exportar los datos de nuestros contactos y aprovecharlos para comunicaciones personalizadas. Ahora bien, hay que ser muy estricto respecto a las comunicaciones masivas sin consentimiento. El nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), que entra en vigor hoy mismo, ha endurecido las condiciones para este tipo de envíos. También hay que evitar utilizar correos personales para temas de trabajo.  

Tener el perfil desactualizado

Este es un error más habitual de lo que pensamos. Si nos estamos presentando como responsables de un área o de una empresa pero en nuestro perfil de Linkedin la información no dice lo mismo, generamos confusión. También hay que tener en cuenta que aunque no utilicemos nuestro perfil habitualmente, otras personas sí nos buscarán y por lo tanto, ha de estar actualizado. Otra situación que deberíamos evitar es tener un perfil abandonado en el que llevemos mucho tiempo sin publicar, porque transmite una imagen de descuido que no ayuda a nuestra marca personal.

¿Se te ocurre algun otro punto que deberíamos tener en cuenta para vender con éxito?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *