Un día en la vida digital de un directivo millennial

Hace unos días decidí apuntar todas las veces que utilizaba alguna aplicación o herramienta digital a lo largo de una jornada. Y me he dado cuenta que soy aún más digital de lo que pensaba. Y que aunque el móvil es el centro de mi vida conectada, también mi coche, mi televisión o mi robot de cocina son digitales.

  • Me despierto y miro la calidad del sueño con Fitbit.
  • Mientras desayuno entro a Feedly para ver si hay alguna noticia importante.
  • Si me gusta una noticia o un artículo lo programo en Buffer para compartirlo en Twitter.
  • Cojo el coche y uso Waze para encontrar la mejor ruta hasta el lugar de la reunión.
  • Antes de entrar a la reunión reviso el perfil de LinkedIn para recordar los detalles de la persona con quien me voy a encontrar.
  • Me dan una tarjeta de visita, la digitalizo con Scannable y la guardo en Evernote.
  • Quedamos para comer la próxima semana. Reservo en el restaurante con El Tenedor.
  • Registro la visita desde el móvil con Zoho CRM.
  • Al llegar a la oficina escaneo los tickets de gastos con Captio.
  • Me quedo a comer, pero no llevo “tupper” y pido la comida a Glovo.
  • Mientras como, vuelvo a revisar Feedly por si hay alguna noticia o artículo interesante. Lo programo en Buffer.
  • Mientras trabajo por la tarde pongo Spotify para amenizar la jornada.
  • Un compañero me recomienda un libro, entro a Amazon Prime y lo compro. En 30 minutos me llega a la oficina.
  • Pido un MyTaxi y voy a una ponencia. Pago con el móvil.
  • Tomo notas con Penultimate y las guardo en Evernote.
  • Vuelvo con MyTaxi a la oficina y cojo el coche. Conecto Spotify vía bluetooth y me relajo de vuelta a casa.
  • Llego a casa, pido algo de cena en Just Eat y hago algo de ejercicio con Sweat by Kayla.
  • Mientras hago ejercicio la “Conga” aspira la casa.
  • Ceno mientras veo una serie en Netflix.
  • Un compañero me pide un documento urgente por email. Entro al Autotask desde el móvil (servidor en la nube) y se lo envío.
  • Pienso que tengo que comer más sano, así que entro a Cookidoo y hago la lista de la compra para la Thermomix.
  • Voy a la cama y reviso historias y fotos en Instagram.
  • Vuelvo a leer artículos y noticias en Feedly y, como siempre, si me gusta algo lo programo en Buffer.
  • Pongo la alarma en el smartphone y me voy a dormir.

Después de ver esta lista me planteo varias cosas. La mayoría de las aplicaciones que uso, y en general las que triunfan, son las que hacen nuestra vida más fácil, ya sea en el trabajo o en casa.

Además son fáciles de usar, intuitivas, cómodas, puedo utilizarlas en cualquier sitio y siempre están disponibles. Y como ya me he acostumbrado a eso, como cliente digital quiero que todos mis trámites, compras o servicios que utilizo sean igual de sencillos y prácticos. Esta es una de las lecciones más importantes que deben aprender las empresas para satisfacer al nuevo tipo de cliente. Y esto no ha hecho más que empezar.

¿Cómo es vuestro día digital? ¿Nos parecemos?

Un comentario Añade el tuyo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *