Crece el e-commerce (y las oportunidades)

En 2017 Amazon lideró el ranking como la tienda online con más tráfico a lo largo del año, acumulando más de 1.373 millones de visitas. Muy por detrás de esta aplastante cifra, en el segundo puesto, encontramos a Ebay España, con casi 357 millones de visitas. Y en tercer lugar, y algo más cerca de este resultado, encontramos a El Corte Inglés, con más de 277 millones de visitas al año, superando a AliExpress, que era quien ocupaba en el 2016 la tercera posición.

Que el comercio electrónico goza de muy buena salud en España también lo dicen los últimos datos publicados en enero por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). En el segundo trimestre de 2017 se superaron los 7.300 millones de euros, lo que supone un 23,4% más que el año anterior.

Más datos, en el informe de la Sociedad Digital en España 2017, analizan el comportamiento de los usuarios europeos por franjas de edad:

  • El 67% de los usuarios de edades comprendidas entre los 16 y los 24 años ha realizado compras en el último año.
  • La cifra es similar en aquellos con edades comprendidas entre los 25 y los 54 años (64%).
  • Sin embargo, entre los mayores de 55 años, solo el 35% ha hecho uso del e-commerce en el año anterior.

¿Y qué productos o servicios son los que ganan o pierden demanda?

 

 

En 2017 se calcula un crecimiento del 31% a nivel europeo de las operaciones a través del smartphone y de un 32% desde la tablet. Aunque parezca obvio, todavía conviene recordar que para las empresas, las apps y webs mobile-friendly son fundamentales.

E-commerce: ¿qué estrategia debo seguir para vender en internet?

Dar una respuesta adecuada requerirá de un análisis en detalle de la empresa y su plan estratégico, pero apuntaré algunas consideraciones generales a tener en cuenta:

  • Hay que analizar bien muchos criterios, entre ellos los productos y/o servicios que vamos a vender a través de este canal, los perfiles de cliente a los que nos queremos dirigir y los mercados en los que vamos a operar, entre otros. En comercio electrónico existe una premisa clara, y es que tampoco vale el “café para todos” (a menos que seas Jeff Bezos).
  • En el caso de las pequeñas y medianas empresas, la realidad que me encuentro es que la venta directa a través de un e-commerce propio requiere una inversión y una dedicación que la mayoría de pymes y micropymes no se pueden permitir. Pese a ello, muchas empresas de esta tipología consiguen la efectividad en la venta online: 
    • Por aprovechar la oportunidad de subirse a bordo de los “peces grandes”, como Amazon, para explotar todo su potencial (marca, tráfico, seguridad, confianza del usuario, logística, difusión, etc.)
    • Por definir muy bien los perfiles de cliente y las estrategias para llegar a ellos de manera realista, teniendo en cuenta la capacidad real de la empresa en cuanto a inversión y dedicación.
    • Por establecer plataformas de e-commerce de nicho, es decir, jugar en tu propia liga mediante una segmentación de mercado muy concreta, ya sea por el producto que ofreces o por tu tipo de cliente.  
  • Y la recomendación final es extensible a todos los procesos de venta: da a tu cliente más de lo que espera, ofrece la mejor atención, y fideliza.

Las oportunidades en el ámbito del comercio electrónico son enormes, pero, como en tantos otros procesos del negocio, no debemos lanzarnos sin una estrategia clara porque nos arrepentiremos. Hay que estudiar y planificar muy bien para lograr el éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *