16 formas de interactuar con clientes en redes sociales

En varias fases de la escalera de Social Selling, como crear comunidad o establecer vínculos, es imprescindible interactuar con nuestros contactos. Así que te propongo una serie de oportunidades que puedes aprovechar para iniciar o mantener la relación, no solo con tus clientes potenciales (prospección), sino también con los actuales (fidelización).

  1. Enviar una noticia o artículo (de forma pública o privada) que pueda ser de interés para nuestro contacto, relacionado con su empresa o sector.
  2. Compartir, en privado, un contenido relacionado con temas personales que se hayan tratado anteriormente con él, por ejemplo aficiones, cultura, viajes…
  3. Contestar una publicación suya en redes sociales demostrando interés real en lo que ha compartido, por ejemplo comentando los puntos de mayor interés del artículo.
  4. Escribirle a través de la aplicación de mensajería cada cierto tiempo para interesarnos por temas tanto laborales como personales.
  5. Mencionar a la persona en una conversación pública en redes con otros usuarios para que se añada, si creemos que el tema puede ser de su interés.
  6. Si ha publicado algún artículo o ha sido entrevistado en algún medio, difundir y citar u opinar sobre alguna frase que nos parezca interesante, mencionando a la persona.
  7. Publicar artículos propios sobre una temática en la que dicha persona sea experta o entre dentro de sus intereses y mencionarla, ya sea en el mismo artículo o a través de redes.
  8. Buscar contactos en común e interactuar con ellos. El hecho de tener estos contactos en común genera confianza y proximidad.
  9. Escribir una recomendación en Linkedin.  
  10. Validar sus aptitudes.
  11. Recomendar una publicación que haya hecho sobre su empresa para mostrar tu interés.
  12. Felicitar en momentos clave, como cumpleaños o aniversario de trabajo, aprovechando los argumentos de contacto de las propias redes.
  13. Aprovechar una visita por su zona para escribirle, ya sea interesándonos personalmente por la persona o intentando concertar una reunión.
  14. Seguirlos o añadirlos a listas de interés públicas.
  15. Compartir imágenes propias, por ejemplo en un evento o visita, etiquetando a la empresa o al cliente (este último si hay un alto nivel de confianza).
  16. Uniéndote y participando en grupos de interés a los que pertenezca el contacto.

Para todas estas formas de interactuar con un cliente, recuerda que debes aportar valor, porque si no, en lugar de afianzar una relación que luego pueda propiciar un acuerdo comercial, obtendrás indiferencia o rechazo, justo lo contrario de lo que estamos buscando.

Así que asegúrate de no cometer errores, sé honesto y transparente, escucha, analiza, aprende, sugiere y conversa. Uno de los grandes valores de las redes es aprovechar sinergias, tenemos una gran oportunidad.

comunicacion social selling

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *